El delegado territorial de Educación y Deporte en Jaén, Antonio Sutil, ha inaugurado esta mañana el curso escolar 21-22 para los estudiantes de Secundaria, Bachillerato, FP y Educación Permanente (adultos). Lo ha hecho acompañado por la alcaldesa de Mancha Real, María del Mar Dávila, en el IES Peña del Águila de este municipio, un centro que estrena hoy la Formación Profesional Básica (FPB) en Carpintería y Mueble. “Se trata de un año académico que viene marcado, por primera vez, por la reducción del alumnado en la ESO, con 1.651 estudiantes menos”, ha indicado el delegado. “No obstante, debemos poner el foco en el futuro y en las estrategias para revertir esta situación y la diana está en otra de las enseñanzas regladas que también comienzan hoy: la Formación Profesional, que crece en casi mil matriculaciones en nuestra provincia”, ha añadido. En total, se han incorporado con total normalidad a las aulas jiennenses 60.702 estudiantes. Aumenta también la Educación Permanente, con 1.662 personas más.

Sutil ha remarcado que Mancha Real materializa la apuesta de la Consejería por la Formación Profesional: “Estamos en una comarca que es un referente a nivel andaluz en la producción, industrialización y comercialización de muebles y un ejemplo de emprendimiento y superación pero que, sin embargo, carecía de formación orientada a este sector”, ha detallado el delegado. Así, ha explicado que el curso pasado se implantó en el municipio el Ciclo Formativo de Grado Medio de Carpintería y Mueble en el IES Peña del Águila, en la modalidad de Dual, una formación que ha contado este curso con numeroso alumnado en prácticas en las empresas del municipio, alguno de ellos contratado ya durante este verano. Este curso comienza la FPB del mismo ciclo, orientada a evitar el fracaso escolar.

 

Formación y Empleo

El delegado territorial de Educación y Deporte ha explicado que la implantación de ambos ciclos vinculados al mueble en Mancha Real responde a una demanda histórica del sector que reclamaba, desde hace años, que las enseñanzas cualificadas en torno a esta actividad económica se impartieran en la comarca. “Es inconcebible, por tanto, que hasta ahora no haya existido una formación dedicada a la madera en una ciudad que vive, en un elevado porcentaje, de esta industria. Esto demuestra cómo se hacía antes la planificación de la oferta educativa: sin criterio, sin diálogo y sin perspectivas de futuro”, ha declarado Sutil.

La trascendencia del proyecto de Mancha Real se ve materializada en la enorme participación de las empresas del sector. Así, el curso pasado participaron 9 entidades que, en total, ofertaron 30 puestos formativos: Cincocina, con cinco alumnos; Muebles Torga, con otros cinco alumnos y alumnas; Dormisur y Guzmán Molina e Hijos, con cuatro puestos formativos cada una; Rol Mueble y Trimobel, con tres 9 en total, y Pedro y Juan Gámez, Hogladih y Barnizados Industriales H.C. Andaluza, con 2.

 

Plan estratégico

“La dignificación de la formación profesional debe comenzar por la actualización de la oferta al entorno productivo en el que se encuentra ya que esta es la única manera de evitar la despoblación en municipios del interior y, a la vez, permitir la ampliación y desarrollo de las empresas que innovan, emprenden y crean empleo, posibilitando un enriquecimiento recíproco que permita crecer al municipio”, ha señalado Sutil, resaltando en este punto los valores de la formación dual, “ya que no solo ofrece un aprendizaje vinculado al tejido productivo de cada contexto, sino que aumenta la motivación del alumnado, la actualización de conocimientos y competencias así como presenta un alto índice de empleabilidad”.

En el conjunto de la provincia, este año Jaén tiene la mayor oferta, en términos cuantitativos y cualitativos, que se ha realizado hasta ahora en la provincia, con 17 nuevos ciclos.

En concreto, este año hay cuatro nuevos ciclos de Grado Medio, siete de Grado Superior, dos de ellos relativos a ampliaciones de cupos, y tres de Formación Profesional Básica, además de tres cursos de Especialización.

Esta oferta responde a una estrategia de la Consejería que tiene como objetivo acercar la FP a las demandas del mercado de trabajo con el propósito de elevar la tasa de inserción laboral del alumnado titulado.

De esta manera, se han actualizado los ciclos formativos para adaptarlos a las necesidades de formación de cada entorno productivo y, además, se ha renovado la oferta formativa para poder sustituir ciclos formativos con baja tasa de inserción laboral por otros con mayor demanda en el mercado de trabajo de cada zona.

En concreto, la provincia tiene este curso nuevos ciclos de Grado Superior en los IES Himilce de Linares (Energías Renovables), Jándula de Andújar (Desarrollo de Aplicaciones Web), Las Fuentezuelas de Jaén (Desarrollo de aplicaciones multiplataforma), Fernando III de Martos (Desarrollo de Aplicaciones Web) y Santo Reino de Torredonjimeno (Diseño y Edición de Publicaciones Impresas y Multimedia).

En las enseñanzas medias, la nueva oferta se ubica en los IES Fuente de la Peña de la capital (Construcción), Juan Pérez Creus de La Carolina (Atención a Personas en Situación de Dependencia), María Cabeza Arellano Martínez de Mengíbar (Planta Química) y Francisco Marín de Siles (Guía en el Medio Natural y de Tiempo Libre).

En cuanto a Formación Profesional Básica, el IES Santo Reino de Torredonjimeno va a impartir el ciclo de Artes Gráficas y el Fuente de la Peña de la capital el de Servicios Comerciales. Por último, se van a implantar cursos de especialización en los IES Reyes de España de Linares (Mantenimiento de Vehículos Híbridos y Eléctricos), Fernando III de Martos (Fabricación Aditiva) y Los Cerros de Úbeda (Implementación de redes 5G).

Igualmente, se amplían los cupos en otras dos propuestas: el Grado Superior en Educación Infantil del instituto de Educación Secundaria Auringis, de Jaén, y el de Audiología protésica en el Oretania, de Linares.