Los centros sanitarios del Área de Gestión Sanitaria Norte de Jaén han ayudado en lo que va de año a 2.400 personas a dejar de fumar. El pasado mes de enero se incorporaba a la lista de medicamentos financiados del Sistema Sanitario Público, dos de los tratamientos indicados para ayudar a la dejar de fumar. Para una correcta aplicación, se organizaron desde la Unidad de Tabaquismo sesiones clínicas en las distintas unidades de atención primaria para reforzar los protocolos de atención al tabaquismo y actualizar las recomendaciones y requisitos de los tratamientos para su correcta prescripción.

Desde entonces y hasta primeros de octubre, estas más de 2.400 personas se han podido beneficiar de la financiación del tratamiento, así como de recibir una intervención en deshabituación tabáquica para recibir consejos y recomendaciones que aumenten la probabilidad de éxito del proceso.

La pandemia no sólo no ha disminuido la intención de las personas para dejar de fumar, sino que, conocedoras del negativo impacto que tiene el tabaquismo en la salud pulmonar y sus consecuencias sobre un posible contagio del coronavirus, las solicitudes de ayuda para dejar de fumar han seguido dándose durante el confinamiento y tras el mismo, siendo estas demandas atendidas por las vías telemáticas para su correcta atención y seguimiento.

El AGS Norte de Jaén, como miembro de la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH), viene desarrollando a lo largo de estos años un importante trabajo para propiciar el abandono del tabaquismo entre ciudadanía y profesionales, consiguiendo incorporar a la Red al 80% de sus centros y obteniendo además el distintivo Nivel Plata el Hospital de ‘San Agustín’ y los Centros de Salud ‘Virgen de Linarejos’ de Linares y ‘Virgen de la Cabeza’ de Andújar.

Dentro de la RASSELH, el Área Sanitaria ha ido desarrollando distintos protocolos, como el Protocolo de Atención a Pacientes Hospitalizados que desean dejar de fumar o solicitar apoyo farmacológico para superar el síndrome de abstinencia durante el ingreso, la Consulta Especializada de Tabaquismo, que trata los casos más complejos, y a profesionales del área, y que atendió el pasado 2019 a 114 personas, o el Protocolo para la Unidad de Día de Salud Mental, que se inició este 2020. Este último programa, junto con la adhesión a la RASSELH del Área de Gestión Sanitaria, fueron presentados en sendas comunicaciones en el “X Congreso de Prevención y Control del Tabaquismo del CNPT”, prestigioso encuentro nacional en torno al tabaquismo que este año estrenó el formato virtual, y en el que se pudo compartir los avances en tabaquismo y el trabajo de las distintas entidades participantes.

El tabaquismo sigue siendo un problema de Salud Pública de primer orden y, trabajar en su prevención y tratamiento sigue siendo una de las prioridades del Área y sus profesionales.