Durante la mañana de hoy los alcaldes y alcaldesas de la comarca han mantenido una reunión para evaluar la situación que está afrontando el Hospital Alto Guadalquivir y qué consecuencias puede tener en la atención sanitaria que se presta a la ciudadanía.

Concretamente, adelantaba el alcalde de Andújar, Paco Huertas la pasada semana, es posible que se produzca una fuga de médicos hacia los hospitales del Servicio Andaluz de Salud, debido a la “diferencia de trato” del gobierno andaluz entre los médicos de las Agencias y los del SAS.

Han sido los propios profesionales médicos quienes dieron la “voz de alarma” sobre esta situación y alertaban sobre la ruptura, por parte de la Junta de Andalucía, con el “equilibrio” entre los médicos del SAS y de las Agencias. Una situación que, puede desencadenar que disminuya la cartera de servicios y especialidades que, a día de hoy, ofrece el hospital.

Así durante la reunión han hecho una valoración conjunta de la situación y sus consecuencias en los municipios afectados. Además, han puesto en común diversas acciones para evitar que el hospital “retroceda” y perjudique a pacientes y personal sanitario de la comarca.