El diputado autonómico del Partido Popular de Jaén, Erik Domínguez ha pedido hoy que “no venga el burro a hablar de orejas” porque oír al PSOE decir que otros se pongan a trabajar “cuando ellos están tan tranquilos de vacaciones con la que nos está cayendo es de tener muy poca vergüenza política”. Dicho esto, ha manifestado Domínguez, “el PSOE para variar llega tarde y mal porque el PP sí está trabajando, no ha dejado de hacerlo desde que gobierna en la Junta y mucho menos desde que comenzó la pandemia y tiene sus deberes hechos”. El gobierno de Juanma Moreno ya ha consensuado con el sector oleícola un protocolo frente a la COVID-19 para la próxima campaña de la aceituna y, por tanto “quien se tendría que poner a trabajar o por lo menos a informarse de lo que habla es el señor Serrano que parece que anda un poco perdido”.

El dirigente popular ha señalado que la Junta de Andalucía ya publicó una guía de recomendaciones que “fue muy bien acogida por el sector y ahora siguen las reuniones para hacer de esa guía un documento normativo mucho más específico”. Este reglamento abordará el protocolo que se debe seguir en el ámbito agrícola para intentar garantizar la mayor seguridad posible. Por su puesto, ha continuado, “las normas que se consensuen con el sector siempre seguirán las pautas marcadas por Salud y por los expertos sanitarios”.

Domínguez ha lamentado que los socialistas, dos días después de que la Junta mantuviese una reunión con representantes del sector agroalimentario para consensuar una normativa específica ante el inminente inicio de las campañas de recolección en el campo andaluz, previa a su aprobación por el Consejo de Gobierno, “salgan hoy para pedir precisamente eso porque demuestra una falta total de interés por cómo está realmente la situación, por conocer el trabajo que se está haciendo, por saber cuáles son los pasos que se están dando, y solo buscan confrontación aunque lo único que consiguen es quedar en ridículo”.

En esta línea, el diputado autonómico ha defendido que “si hay un gobierno que se ha preocupado desde primera hora por crear entornos seguros tras la llegada a nuestras vidas del coronavirus, ese ha sido el gobierno de Juanma Moreno, no como su jefe Sánchez que se lava las manos y carga a las comunidades con toda la responsabilidad”. “Se cree el ladrón que todos son de su condición y el señor Serrano no ha podido meter más la pata”, ha apostillado. Y para que quede constancia de que “sí se está trabajando en un protocolo de cara a la recolección”, Domínguez ha señalado que las organizaciones agrarias ya han tenido la ocasión de conocer los detalles, realizar sus aportaciones y analizar la fórmula más efectiva con la que articular esta batería de medidas, que luego se han de llevar a la práctica, entre las que se está sopesando incluir una declaración responsable a los titulares de las explotaciones para el seguimiento y control del personal contratado.

Además, el Gobierno andaluz pretende dar “un paso más” para garantizar la seguridad de los trabajadores y en el caso de que se detecten contagios de Covid-19, todos los protocolos estén activados para facilitar la mejor reacción y rastreo. Así, en la Guía de recomendaciones ya publicada se especifican las pautas a seguir por los temporeros como la prevención personal, la limitación de contactos, la limpieza y ventilación y la gestión de los casos. Al tiempo, se recomienda que cada explotación elabore un Plan de Contingencia frente al Covid-19. Además, establecerá la coordinación con los responsables de los alojamientos comunes, de albergues o de residencias temporales y con las administraciones locales o empresas de contratación de trabajo temporal. Igualmente, y como medida primordial, se incluye un seguimiento de los temporeros para garantizar un movimiento seguro, estableciendo, si es preciso, periodos de cuarentena. También se fija la utilización de guantes y mascarillas en la recolección y, en caso de que no sea factible, el distanciamiento interpersonal y tratar en la medida de las posibilidades de fijar cuadrillas encargadas de seguir en todo momento las pautas marcadas por la Consejería de Salud.

En definitiva, ha concluido Domínguez, “ni Serrano ni nadie podrá poner en duda que desde el gobierno de Juanma Moreno y la consejería de Carmen Crespo se están dando todos los pasos, siempre de la mano del sector, para que la próxima campaña de la aceituna sea totalmente segura por lo que ha exigido al PSOE que dejen de una vez de buscar polémicas y se dediquen a colaborar y a aportar ideas porque todas son bien recibidas”.