El presidente de la Diputación Provincial de Jaén y presidente de la Comisión de diputaciones, cabildos y consejos insulares de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Francisco Reyes, ha calificado como “positivo” el acuerdo que han alcanzado la FEMP y el Gobierno de España para “el uso de parte de los remanentes de las corporaciones locales en un momento difícil como el que ha provocado la pandemia del Covid-19”. Aunque Francisco Reyes ha matizado que “este pacto no responde a la totalidad de las reivindicaciones de las administraciones locales”, ha subrayado que “es muy importante porque permitirá que los ayuntamientos y las diputaciones dispongamos de hasta 5.000 millones de euros, una tercera parte de los remanentes totales, para destinarlos a inversiones entre 2020 y 2021”.

En cualquier caso, el presidente de la Diputación ha querido poner el foco sobre lo que supone este acuerdo con respecto a la situación anterior. “Tras la aprobación por parte del Gobierno del PP de la Ley de Estabilidad Presupuestaria en 2012, los ayuntamientos y las diputaciones hemos tenido inmovilizados en los bancos unos 15.000 millones de euros que no podíamos utilizar”, ha explicado antes de plantear que “ahora, el Gobierno de Pedro Sánchez ha buscado una fórmula para poder usar una parte importante de los remanentes sin incumplir la ley”.

Cuando este pacto entre en vigor, ha avanzado Reyes, “las corporaciones locales tendrán la opción de acogerse voluntariamente al mismo, no será obligatorio, los ayuntamientos que quieran podrán seguir con el dinero en los bancos”. Por el contrario, los que decidan sumarse a este acuerdo “podrán acceder a este fondo de 5.000 millones de euros, de los que 2.000 estarán disponibles este mismo año y 3.000 en 2021 para contribuir de manera importante a la reactivación económica y social de nuestros municipios”, ha apostillado el presidente de la Diputación jiennense.

Además de este asunto, el pacto alcanzado incluye más puntos de interés, entre los que Francisco Reyes ha destacado que “el dinero que los consistorios presten al Estado se devolverá en diez años a partir de 2022, una partida que el Gobierno y la FEMP están estudiando la posibilidad de que no compute para la regla de gasto y tenga la condición de ingresos no financieros”. El acuerdo contempla igualmente “otras reivindicaciones históricas de los gobiernos locales”, según ha remarcado Reyes, como la utilización del superávit de 2019 este año y el próximo; prorrogar que se puedan hacer hasta 2021 inversiones sufragadas con el superávit de 2018; poder compaginar el uso de los remanentes y el superávit y también que su uso no haga incurrir en déficit a las administraciones locales.

El entendimiento entre el Gobierno central y la entidad que representa a los gobiernos locales y provinciales también recoge medidas de apoyo a consistorios con problemas de liquidez y sin superávit. Para estos ayuntamientos se revisarán antes de que acabe el año las condiciones de los préstamos que tienen suscritos con el fondo de financiación de las entidades locales y se favorecerá que puedan transformar su deuda a corto plazo en largo para que así dispongan de más liquidez.

Junto a estas medidas, Francisco Reyes también ha valorado positivamente la creación de “un fondo para el transporte público urbano dotado con un mínimo de 275 millones de euros ampliables hasta 400 que sufragará íntegramente el Gobierno de España”. También ha calificado como “fundamental” que las entidades locales “puedan beneficiarse del fondo de recuperación que se ha aprobado en el seno de la Unión Europea y por el que a España le corresponderán unos 140.000 millones de euros”; que se “garanticen las entregas a cuenta en 2020 siguiendo los indicadores de 2019, lo que nos permitirá seguir manteniendo nuestra liquidez a pesar de la evidente caída de los ingresos”; o la creación de “una mesa de trabajo técnica entre la FEMP y el Gobierno de España para la reforma del sistema de financiación local a la vez que se negocia de forma paralela la reforma del sistema financiero autonómico”.

Por todo ello, el presidente de la Diputación Provincial de Jaén y presidente de la Comisión de diputaciones, cabildos y consejos insulares de la FEMP considera que “este acuerdo va mucho más allá del uso de los remanentes y es muy beneficioso para las entidades locales, sobre todo en comparación con lo que teníamos hasta ahora e incluso con lo negociado recientemente en la Comisión Parlamentaria para la Reconstrucción”.