El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha visitado durante la mañana de hoy el Hospital Alto Guadalquivir, de Andújar, para reconocer el trabajo que los profesionales sanitarios de este centro han realizado durante la pandemia de COVID-19. El responsable de la Consejería ha estado acompañado por el director general de Gestión Económica, José Antonio Miranda, la delegada de Gobierno de Jaén, Maribel Lozano, y la de Salud y Familias, Trinidad Rus.

Junto al equipo directivo del centro, encabezado por su director gerente, Pedro Manuel Castro, han visitado el área de Hospitalización y la Unidad Especial, donde ha podido trasladar de primera mano a los profesionales su agradecimiento, así como conversar con ellos.

El centro hospitalario andujareño ha reforzado su plantilla de profesionales del 15 de marzo al 3 de junio con 134 contratos para hacer frente al incremento de las necesidades asistenciales ocasionadas por la pandemia de COVID-19. Esta cifra corresponde a trabajadores de todas las categorías que prestan su servicio en el centro hospitalario.

Estos profesionales se han incorporado a lo largo de las últimas semanas para dar una mejor respuesta al aumento de pacientes que está atendiendo el hospital por coronavirus. Así, la mayor parte de los contratos corresponden a profesionales de enfermería (55) y a personal técnico de cuidados de enfermería (47), lo que suponen entre ambos un 76,1% del total. Tras estas categorías, vital para el funcionamiento del centro por su atención directa a pacientes, se encuentra la de celadores, que supone un 8,2%.

Tras estos, la plantilla de técnicos especialistas es la que más se ha visto reforzada en 17, 10 en Radiodiagnóstico y 7 en Laboratorio (7,4 y 5,2%, respectivamente), seguida de personal administrativo (1,5%) y facultativo (0,8%). También se ha reforzado con un técnico en informática.

En el Hospital Alto Guadalquivir, tanto la actividad quirúrgica como la actividad de Consultas Externas se encuentra en torno al 85-90% con respecto al año anterior, con todas las agendas en funcionamiento en la semana del 8 al 12 de junio. Continúa, así, trabajando en el proceso de desescalada tras haber tenido que modificar en las semanas anteriores sus circuitos internos y reubicar al personal en función de las necesidades asistenciales que han surgido para dar respuesta a la pandemia de COVID-19.