La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación Urbana, ha reactivado la convocatoria de subvenciones para la autopromoción y autoconstrucción de viviendas que suman un montante de tres millones de euros. Los plazos de esta convocatoria se habían suspendido por el Estado de Alarma y se han reactivado tras levantarse esa suspensión. El nuevo plazo de presentación de solicitudes para acogerse a esta convocatoria finaliza el próximo 11 de junio. Se estima que gracias a estas ayudas podrían ejecutarse en torno a 200 viviendas protegidas en régimen de venta.

El programa se dirige a potenciar la construcción de viviendas protegidas en suelo residencial y especialmente en zonas rurales. La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha destacado que esta iniciativa “trata de promover viviendas que tengan un diseño sencillo, que cuenten con todas las comodidades y servicios necesarios pero que a la par sean fáciles de construir”. Además, la consejera ha destacado que con medidas como esta se contribuye al impulso de la actividad en el sector de la construcción, que es de los que mejor está haciendo frente a esta crisis del Covid-19, como así avalan los datos del paro de esta semana al contribuir con cerca de 11.000 desempleados menos en Andalucía.

La convocatoria se rige por lo establecido en la Orden de 6 de febrero de 2020, y tiene por objeto seleccionar las actuaciones a subvencionar para la construcción de viviendas protegidas por sus futuras personas usuarias, agrupadas en cooperativas de viviendas, mediante aportación de trabajo personal, así como la ejecución de vivienda en autopromoción, ejecutadas por cooperativas pero sin aportación de trabajo personal por parte de sus socios.

Pueden solicitar acogerse a este programa los ayuntamientos, entidades locales o promotores públicos interesados, que cederán gratuitamente a las cooperativas de viviendas, la propiedad o el derecho de superficie del suelo o edificio para su rehabilitación, sobre el que se llevará a cabo la promoción, y asumirán a su costa los impuestos, tasas y gravámenes y arbitrios que graven la misma, así como el estudio geotécnico. Asimismo, los ayuntamientos y entidades locales gestionarán las solicitudes y asumirán la gestión administrativa, económica y técnica de la obra y el trabajo social de apoyo. La cooperativa de viviendas que solicite estas ayudas deberá estar inscrita en el Registro de Cooperativas Andaluzas, el suelo o edificio para rehabilitar donde se vayan a ejecutar esas viviendas.

Por su parte, la Consejería de Fomento financiará, en el caso del programa de ayudas a la autoconstrucción, con hasta 20.000 euros por vivienda para la adquisición de materiales y hasta 5.000 euros para los gastos de gestión; en el caso de las ayudas a la autopromoción, la ayuda puede alcanzar los 5.000 euros para los gastos de gestión.

Las viviendas serán de régimen especial para personas con ingresos menores de 2,5 IPREM (18.700 euros anuales) siendo el precio de las mismas entre 60.000 y 100.000 euros dependiendo de la superficie. Además deberán acreditar no disponer de otra vivienda. En el caso del programa de autoconstrucción aportarán su propia mano de obra y se comprometerán a gestionar, organizar y participar directamente en la ejecución de la obra de las viviendas. Para que las actuaciones en las edificaciones puedan considerarse viables serán, si son de nueva planta, entre 10 y 40 viviendas según el programa.