El edil de Medioambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Francisco Cazalilla califica como “lamentables” las declaraciones del Portavoz del PP, Francisco Carmona, en las que “solicita al gobierno municipal un plan de puesta a punto de parques y jardines”.

En la Junta de Portavoces del día 11 de mayo, explica el responsable municipal, “se informó a los grupos municipales de la oposición que se había puesto en marcha un Plan de Puesta a Punto Municipal, donde se estaban actuando en parques, jardines, fuentes o limpieza. “El área de Medioambiente era consciente de la situación de los parques y jardines. Durante estos meses se han unido factores tan importantes como la paralización de los servicios debido al Estado de Alarma, la incorporación de los operarios de jardinería a tareas de desinfección, la no utilización de productos contaminantes herbicidas como el glifosato, una primavera lluviosa, y por supuesto, el confinamiento”, subraya.

“El Plan de Actuación de puesta a punto en Parques y Jardines, tal y como se informó a Carmona, llevaba en marcha una semana”, destaca. Concretamente dio comienzo el 28 de abril y ha llevado a cabo actuaciones hasta la fecha en grandes parques como las Vistillas, Camping, Carlos Cano, San Eufrasio, Parque de Del Val y los poblados.

“Es lamentable que la oposición utilice una situación tan complicada como la que estamos viviendo para desgastar el gobierno municipal. Más aún publicitando y haciendo propias iniciativas que llevan semanas ejecutándose. Esto indica la escasa capacidad que tiene la oposición para aportar de forma constructiva a este municipio”, denuncia Cazalilla.

Para finalizar, el edil responsable de parques y jardines insta a Carmona a “llamar a sus jefes” de Jaén para informarles de las tareas que tienen pendientes en Andújar como limpiar y adecentar el solar abandonado situado en la plaza del camping propiedad de AVRA-Junta Andalucía; el solar en Deán Pérez Vargas o la limpieza y desinfección de los Institutos de Andújar, competencia de la Junta, y de cuya desinfección se ha tenido que hacer cargo el Ayuntamiento ante la “inacción de administración autonómica”.