El Ilustre Colegio Oficial de Enfermería de Jaén muestra su más enérgico rechazo a cualquier tipo de violencia hacia los profesionales sanitarios. En esta ocasión, manifiesta su repulsa ante el último caso de agresión que se ha producido en el Servicio de Urgencias del Hospital Alto Guadalquivir de Andújar. “No podemos permitir ni un caso más. Y pedimos a los afectados que denuncien, que no silencien episodios de agresiones, ya sean físicas o verbales”, ha apuntado el presidente del colectivo, José Francisco Lendínez Cobo.
Por su parte, cuando las agresiones se producen a profesionales de la Enfermería, el Colegio se persona en las actuaciones como acusación particular y ejercita todas las acciones penales pertinentes en defensa de los derechos colectivos de la enfermería y, en particular, del profesional agraviado, con el fin de obtener una sentencia condenatoria, dentro de los umbrales máximos que el Código Penal prevé para el delito de atentado.
Desde el Colegio se piden medidas eficaces y urgentes para salvaguardar la integridad de los profesionales sanitarios. “Las cifras de agresiones van en aumento y ante este panorama urge proteger a nuestros profesionales, que se encuentran en una situación de absoluta vulnerabilidad ante los agresores”, añade Lendínez.