El cantaor sevillano José el de la Tomasa recibió el XIX Premio Rafael Romero “El Gallina” en el transcurso del acto celebrado el pasado sábado en el Teatro Principal y en el que también actuó el ganador del III Certamen Nacional “Cuidad de Andújar” para jóvenes flamencos, Sebastián Vilches.

El alcalde de Andújar en funciones, Paco Huertas, acompañado del concejal de Cultura en funciones, Juan Lucas García, ha participado en la gala, donde ha valorado la trayectoria del galardonado. “Desde muy joven ya se significó como un gran artista. Su cante, cuyas coplas él mismo escribe, es de gran pureza y se apoya en la tradición familiar”, ha destacado Huertas. Del mismo modo, ha reconocido la labor de la peña “Los Romeros”, colectivo con el que el Ayuntamiento organiza estos galardones desde el año 2000, en la difusión del arte flamenco.

El Premio “El Gallina” pretende distinguir a artistas e instituciones que por su trayectoria y aportación al flamenco, son merecedores de este galardón. Junto a ello, se pretende ensalzar y reivindicar la figura del más insigne cantaor andujareño, nacido en la ciudad en 1910 y que fuera el primer ídolo flamenco en Japón. De hecho, previamente a la entrega de la mención, se celebra un homenaje en su honor en el monolito dedicado a su persona en la Corredera de Capuchinos.

Reconocimiento
El público empezó a conocer a José el de la Tomasa cuando obtuvo el primer premio en Mairena del Alcor y, en 1976, el galardón “Manuel Torre”, por seguidillas, en el Concurso Nacional de Córdoba. Se convirtió, desde entonces, en primera figura en peñas y festivales flamencos, como la cumbre flamenca de Madrid o la bienal de Sevilla. Actualmente, compagina sus recitales con las clases de flamenco en la prestigiosa fundación de Cristina Heren, que en el año 2008 fue reconocida, precisamente, con el galardón “Rafael Romero”.